5 trucos para mantener la casa caliente y no pasar frio

¿Cómo mantener la casa caliente sin gastar tanta energía eléctrica? El invierno se acerca y lo mejor que puedes hacer es prepararte para no pasar frío en casa.

Los calefactores y radiadores son indispensables para no morir de frío pero, si se usan en exceso, pueden hacer que la factura eléctrica se dispare en los meses más fríos del año, sin contar con un aumento en la producción de CO2 (algo que no favorece en nada a la crisis climática).

La Organización Greenpeace ha determinado que mantener una temperatura estable de 20º C, puede ayudar a reducir el consumo eléctrico. A esa temperatura los hogares se mantienen cálidos durante el invierno, sin incrementar el consumo.

Trucos para mantener casa caliente y no pasar frio

Pero, ¿cómo puedes mantener una habitación cálida sin tener que depender tanto del calefactor?

Si no tienes idea de cómo hacerlo, ¡no te preocupes!

Aquí te contaré cuáles son esos trucos que puedes aplicar para no morir de frío en el invierno ni tener que encender el calefactor al máximo.

Aprovecha la luz del sol

El sol es la mejor fuente de calor que puedes aprovechar. Además de ser gratis, ayuda a calentar el hogar de 10 a 12 horas durante el día, lo cual te ahorrará algunos euros en tu factura eléctrica.

El truco está en sacarle el mayor provecho. Para hacerlo, es importante dejar las persianas y las cortinas abiertas durante el día, dejando que la luz solar se cuele en todas las habitaciones.

Aprovecha la luz del sol

Una vez que el sol comienza a esconderse, se deben cerrar todas las cortinas y las persianas.

La idea es retener el calor del día y no dejarlo escapar durante la noche.

Elige las cortinas de invierno

Las cortinas que uses durante el invierno, te van a ayudar a mantener el calor dentro de casa, por más tiempo.

Las ideales para esto son las más gruesas, o las que al menos cuenten con un forro térmico. Su función es evitar que el calor se escape de las habitaciones, cerrándole el paso al frío.

Elige las cortinas de invierno

Debes tenerlo claro: las ventanas y las puertas son las principales vías de escape del calor. Además, son las principales entradas al frío de la noche, por lo que contar con unas buenas cortinas te evitará tener que subirle la temperatura al calefactor.

Cierra bien las puertas y ventanas para mantener la casa caliente

¡No dejes que el frío entre a tu casa!

Revisa que las puertas cierren bien y que no se cuele el aire frío por ninguna rendija. Asegura bien las ventanas y mantenlas cerradas durante la noche. Cuando la temperatura desciende, hasta las más pequeñas ráfagas de aire pueden enfriar las habitaciones.

Cierra bien las puertas y ventanas

Mi recomendación es tapar cualquier orificio o abertura, así como reforzar las ventanas que se encuentren dañadas.

No coloques los muebles frente al radiador

Si has estado colocando el sofá frente al radiador y te has preguntado: ¿por qué la habitación sigue tan fría? Déjame decirte que la culpa es del sofá.

Los muebles absorben el calor del radiador y no permiten que circule en las habitaciones. Es por eso que no debes colocar los muebles justo en frente del calefactor o el radiador.

No coloques los muebles frente al radiador

Tampoco es recomendable secar la ropa con el radiador, pues las prendas absorben todo el calor, mientras la estancia se queda fría.

Lo que sí puedes colocar frente a tu radiador, son estantes o repisas, pues estos ayudan a que el calor circule en la estancia, en especial si es de techos altos.

Para mí, el mejor lugar para colocar un calefactor, es cerca de las ventanas. Allí las cortinas ayudan a que el calor no se escape y a mantener cálidas las habitaciones por más tiempo.

Toma duchas calientes antes de dormir

Un baño caliente puede hacer que tu cuerpo se relaje y se quite un poco el frío del exterior.

El secreto para mantener el baño caliente, es no dejar que el aire caliente se escape. Para ello es importante mantener la puerta cerrada hasta el final.

No te olvides la toalla ni el pijama antes de entrar al baño y procura no abrir la puerta hasta haber terminado, pues sólo así evitarás que el baño se enfríe.

Toma duchas calientes antes de dormir

También debes revisar que la ventana del baño cierre bien, así como contar con un sistema de calefacción que también incluya al baño. Otra opción es contar con alguno de estos prácticos toalleros eléctricos: calentarán el baño además de las toallas.

Si prefieres un aparato calefactor más portátil que puedas llevar de una a otra habitación, puedes optar por los calefactores de bajo consumo eléctrico o por estos prácticos radiadores de aceite (tengo 2 en casa y además de calentar bien no consumen demasiado)

Lo más indispensable, es que cuentes con un buen termo eléctrico que te mantenga el agua caliente, sin consumir demasiada energía.

agua caliente

Si bien hay muchos modelos para escoger, quiero recomendarte uno de estos 3 termos eléctricos que me han parecido los mejores a la venta.

Espero que puedas aplicar estos trucos y tengas un invierno bastante cálido.

Comment 1

  1. Avatar for mobile legends mobile legends septiembre 29, 2020

Escribe tu comentario

Usamos cookies política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies